DON HORÓSCOPO AL DESNUDO

1024 576 Gabriel Nuñez

Podemos encontrar textos como el siguiente en cualquiera de los diarios o “cuasi” pasquines que compramos en el quiosco de la esquina. También, en enormes libros con encuadernación mucho más valiosa que su contenido, los cuales muestran a sus autores con perfil y gestos que tranquilamente podríamos decir que son de “ultratumba”.

Leamos lo que “te deparará” el destino o descubramos “como eres” en el texto que sigue y luego veamos qué nos dice el señor Barnum acerca de los signos, el horóscopo, el zodíaco, o como se llame. Ahí vamos:

 

“Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Tiendes a ser disciplinado y controlado por el exterior pero preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas.”

 

¡Caramba, que coincidencia! Es probable que hayas dicho: “¡ese/esa soy yo!”, “¡me describe tal cual!”, entre otras expresiones. Y claro, es que el efecto Barnum o Forer, “casualmente” se produce por una razón: “la ilusión de la introspección.” Mira:
El efecto Forer (también llamado falacia de validación personal) es la observación de que los individuos dan altos índices de acierto a descripciones de su personalidad que supuestamente han sido realizadas específicamente para ellos, pero que en realidad son generales y suficientemente inespecíficas como para poder ser aplicadas a un amplio espectro de gente.
El Efecto Forer es también conocido como el “Efecto Barnum”. Este término fue acuñado en 1956 por el psicólogo americano Paul Meehl en su ensayo “Wanted – A Good Cookbook”. En él relata cómo el showman y empresario P. T. Barnum engañó a varias personas utilizando descripciones de personalidad basadas en cuestionarios “pseudo-acertados”.
Estudios posteriores han demostrado que el Efecto Forer es bastante universal – se ha observado que ocurre en personas de muy variadas culturas y zonas geográficas. En el 2009, los psicólogos Paul Rogers y Janice Soule llevaron a cabo un estudio en el que compararon las tendencias de los occidentales a aceptar descripciones de personalidad al estilo Barnum en comparación con personas de China. No encontraron diferencias: todos mostraron el mismo efecto.
A pesar de ello, otros estudios han demostrado que las altas puntuaciones están aseguradas si:
  • El sujeto cree que el análisis se aplica sólo a él
  • El sujeto cree en la autoridad del evaluador
  • El análisis enumera mayormente atributos positivos
Entonces, podemos aprender algo de esto? Si, claro! Qué el mercado del engaño está esperando por más consumidores distraídos y crédulos para llenar sus arcas.

 

Nos vemos. Nos leemos. Nos escuchamos.
Gabriel.