ILUSIONES, ERRORES Y NECEDAD.

1024 576 Gabriel Nuñez

Las ilusiones le sirven a quien las tiene para mantener altas las expectativas y considerar, en el mejor de los casos, la posibilidad de conquistar lo ilusionado.

Por otra parte, existen ilusiones que conducen al error y que por más que uno insista y piense positivo o utilice palabras o frases como mantras, nunca se transformarán en realidad. El motivo? La falta de dirección.

 

Siempre, después de una derrota, sale a relucir uno de los defectos más perjudiciales para el líder y su equipo. Se conoce con el nombre de “error de atribución” y se refiere a la imposibilidad de ver los errores propios y adjudicar la derrota al contexto; por otra parte, cuando el error es del contexto o por variables exógenas, probablemente se culpe a alguien en particular. 

 

Otra de las ilusiones por las que transita el líder y su equipo es “el sesgo del autoservicio”. Este es similar al anterior sólo que posiciona a las personas por encima de los demás, aún demostrando incapacidad plena para alcanzar el éxito. 

 

Estos errores son inherentes al ser humano, pero en nuestro caso creo que supera la media. De cualquier modo, ninguno de estos errores es tan destructivo como el de la “necedad” de quien lidera. 

 

Aquí, algunas frases que pueden servir de muestra:

 

“Es muy difícil convencer al que piensa distinto. Uno lo puede hacer por un rato, pero en el momento de crisis, inevitablemente se separan. Si trabajás con gente que piensa igual que tú, evitas eso”. (Sampaoli). 

 

“Yo no puedo leer un libro; veo dos hojas y ya me aburro. Escribo tres cosas en un papel y me cansé”. (Sampaoli). 

 

“Yo no planifico nada. Todo surge en mi cabeza cuando tiene que surgir. Brota naturalmente en el momento oportuno. Odio la planificación”. (Sampaoli). 

 

Ilusiones que no se concretan; errores que se pagan; y necedad que no aprende. 
A reconvertirse, equipo!

 

Nos vemos. Nos leemos. Nos escuchamos. 

 

Gabriel. 
Gabriel está en línea...
Enviar