Cualquiera que sea tu vocación o aspiración, puedes aumentar el impacto que tienes sobre los demás al convertirte en una persona de influencia.

 

Aprende formas simples e inteligentes de interactuar de manera más positiva con los demás, y observa cómo toma vuelo tu éxito personal y profesional.

Una persona influyente cuida de los demás.

Beneficios del proceso:

Gerentes verán a sus colaboradores responder con nuevo entusiasmo.

Padres se conectarán con sus hijos a un nivel más profundo.

Entrenadores verán a sus jugadores llegar a su plenitud.

Líderes alcanzarán más personas.

Vendedores batirán records.

Áreas de Crecimiento:
  • Equipos de trabajo.
  • Estratégica.
  • Ejecutiva.
  • Relacional.
  • Influencia.

Si deseas tener éxito o afectar positivamente a nuestro mundo, necesitas ser una persona influyente. Sin la influencia, no hay éxito. Por ejemplo, si tu trabajo es vender y deseas vender más productos, necesitas poder influir a tus clientes. Si te desempeñas como gerente, tu éxito depende de la habilidad para influir a tus empleados. Si tu rol es ser entrenador, sólo puedes organizar
un equipo ganador influyendo en tus jugadores. Si diriges una reunión o a un grupo religioso, tu habilidad para captar la atención o de alcanzar personas y hacer que tu congregación crezca depende de tu influencia. Si deseas desarrollar una familia fuerte y saludable, tienes que influir a tus niños de manera positiva.

No importa cuáles sean tus metas en la vida, puedes ser más efectivo, y tu contribución puede ser más duradera si aprendes a convertirte en una persona influyente.

Objetivos

  • Descubrir un nuevo entusiasmo.
  • Conectar con las personas a un nivel más profundo.
  • Desarrollar mayor plenitud.
  • Alcanzar a más personas.
  • Adquirir nuevas habilidades.