El crecimiento se detiene cuando pierdes la tensión entre donde estás y donde podrías estar.