No importa cuál sea el tipo de negocio, la única manera de generar ventajas competitivas es construir un ambiente de trabajo que atraiga, concentre y retenga a los empleados talentosos.