LA PROPUESTA QUE NO PUDE RECHAZAR

1024 577 Gabriel Nuñez

Una propuesta de valor es fundamental como factor diferencial y útil para cualquier emprendedor, profesional, ejecutivo u organización. Pone de manifiesto el beneficio concreto que ofrecemos al cliente y que la competencia no está ofreciendo, al menos por ahora. 

Una propuesta de valor busca destacar en qué es mejor o superior una idea de negocio y de qué modo va a beneficiar a sus clientes. Mientras pensaba en la propuesta de valor que ofrezco al mercado, me vi sorprendido por 5 palabras que vinieron a mi mente. Fueron llegando de a una. Y claro, fue una propuesta que no pude rechazar.

 

Con una conferencia o una pequeña conversación; con un entrenamiento o con sólo unos tips de ideas, procuro motivar, inspirar y entregar herramientas concretas para el crecimiento de los individuos y las organizaciones. A estos servicios había que distinguirlos de la competencia, ofreciendo una opción de utilidad a mis clientes con el fin de ayudarlos a resolver sus problemas en lo concerniente a conducción, moderación, conferencias y entrenamientos. Era necesario destacar el carácter y personalidad de la propuesta, a la vez que buscaba generar confianza en el público objetivo.

 

Así, al pensar en la propuesta de valor como estrategia, tomé mi celular, abrí una nueva nota y escribí las 5 palabras: Impactar. Movilizar. Transformar. Influenciar. Liderar. Potenciar.

 

Sólo quedaba unir estas palabras con los servicios ofrecidos, redactando un breve enunciado que fuera legible, prolijo y coherente. La propuesta de valor quedó de esta manera:

 

“Impacta y moviliza con una conferencia. Transforma con un entrenamiento. Influencia tu entorno. lidera tu mercado. Potencia las habilidades de liderazgo y marketing.

 

Ser consciente de tu propuesta de valor no sólo dará entendimiento a tu público objetivo, también te proporcionará claridad en tu estrategia comercial y de comunicación.
¿Ya describiste tu propuesta de valor?

 

Sigamos conectados.

 

Gabriel.
WhatsApp chat